El Bardo Escaldao: gente rara y peligrosa