Educación musical: La estrategia del deseo